¿Qué es Yom Kipur?

Yom Kipur, Día de la Expiación, es la principal fiesta de precepto del calendario judío. Es un día de ayuno y oración que se celebra el 10 del mes hebreo de Tishrei, 10 días después de Rosh Hashana.

Yom Kipur marca el final de los “Diez Días del Arrepentimiento”,  así como se le ofrece al pueblo judío la última oportunidad de obtener el perdón y la absolución de sus pecados del año anterior.

Éste año Yom Kipur se celebra el 8 y 9 de Octubre 2019

Según el judaísmo, en Yom Kipur se somete a juicio a todas las personas para el año venidero. Para ser merecedor del perdón de los pecados, el día se dedica al arrepentimiento espiritual y se adopta el compromiso de iniciar el año nuevo con la conciencia limpia, desde la seguridad de saber que Dios perdona a todas las personas que se arrepiente de verdad de sus malos actos.

La idea de la purificación se lleva a cabo con el ayuno: el día de Yom Kipur, se ayuna desde la noche del día santo hasta la noche siguiente. Al contrario que otros días de ayuno de la fe judía, Yom Kipur se respeta plenamente aunque coincida con Shabat.

Existen ciertas tradiciones o costumbres no-obligatorias, que se acostumbran antes de la festividad:

  1. Kaparot
  2. Selijot
  3. Cena previa al ayuno
  4. Rezar en el templo – Oración
  5. Pedir perdón

En muchas de las comunidades ashkenazim, a la mitad de Yom Kipur, alrededor del medio día se reza el “Izcor”, un rezo para recordar a personas que fallecieron.

Existen diferentes tipos de Izcor, depende de la comunidad, sus tradiciones, historia, así como lugar de establecimiento.

La mayoría de estas comunidades rezan el Izcor en remembranza de:

  1. Familiares cercanos fallecidos
  2. Personas que fallecieron en el holocausto
  3. Soldados caídos en las guerras

Yom Kippur es el único día del calendario judío en que hay cinco servicios de oración.

El primer rezo de Yom Kipur que comienza antes que se ponga el sol, se llama “Kol Nidrei” – “Todas las promesas”. La idea de este rezo es para anular todas las promesas del año pasado.

Durante los rezos decimos varias veces el “Viduy” o Confesión. El concepto de Viduy es para expresar explícitamente las maldades que hemos cometido durante el año.

Al final de Yom Kipur se dice el rezo llamado “Neilá” o “Cierre”. Se llama así porque se dice al final del día cuando se cerraban las puertas del Templo y es también cuando se cierran las Puertas del Cielo. En este momento Dios culmina el Juicio y sella el veredicto final.

Costumbres definitivas de ésta Festividad:

  1. Ayunar
  2. No usar zapatos de piel
  3. No tener relaciones conyugales, ni contacto sexual.
  4. No bañarse
  5. No untarse lociones, unguentos o cremas

Aunque la festividad no está relacionada directamente con ningún acontecimiento histórico, algunos creen que este fue el día que Moisés bajó del Monte Sinaí con las segundas tablas grabadas con los Diez Mandamientos y que Dios perdonó a los israelitas por el pecado del Becerro de Oro. Se trata de una festividad que tiene su origen en la Torá, donde se denomina “Shabat de Descanso Solemne”, un día en que no se puede realizar ningún tipo de trabajo productivo, como en Shabat.

En Israel, el día de Yom Kipur prácticamente no hay tráfico en las carreteras y muchas familias salen de paseo por las calles. Incluso en Tel Aviv, una ciudad de carácter marcadamente seglar, donde resulta difícil encontrar un momento en que no haya nada abierto y donde las calles están siempre llenas de coches, los conductores respetan Yom Kippur y evitan conducir este día.

Los niños de todas las edades, por su parte, se aprovechan de este día de calles vacías y salen con sus bicicletas, patines o monopatines. Todas las empresas están cerradas en Yom Kipur, incluso los comercios que suelen abrir en Shabat. También se suspenden todas las emisiones de televisión y radio israelíes y solamente hay programación normal en las cadenas extranjeras.

Si se encuentra de visita en Israel durante este período, aproveche Yom Kipur para dar un paseo por la ciudad. También es interesante visitar una sinagoga, para observar a la congregación o participar en esta experiencia de oración especial. En cualquier caso, tenga en cuenta que en la mayoría de las ciudades de carácter judío está todo cerrado, no hay transporte público (ni siquiera taxis) y la atmósfera es distinta que los días normales.

Fuente: Judaísmo Hoy / Go Israel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *