Cientos de personas se reúnen en el Muro Occidental para orar por el soldado herido Ro’i Sasson

Cientos de personas oraron en el Muro Occidental por el soldado de las FDI Ro'i Sasson, herido en Gaza. Dirigido por destacados rabinos, el evento destacó la fe y la solidaridad comunitaria.

En una conmovedora muestra de solidaridad y fe, cientos de personas se reunieron el miércoles en el Muro Occidental para orar por la recuperación de Ro’i Sasson, un soldado de las FDI gravemente herido en Gaza. La sesión de oración comunitaria, celebrada en uno de los lugares más sagrados del judaísmo, estuvo marcada por profundas emociones y sentidas súplicas.

Dirigiendo las oraciones

La sesión especial de oración fue dirigida por tres rabinos prominentes: el rabino principal de Tzfat, Shmuel Eliyahu, el rabino David Turgeman de la ieshivá Dimona hesder y el rabino Yehoshua Van Dijk, decano de la ieshivá Itamar. Su presencia y sus palabras dieron un profundo sentido de seriedad espiritual a la reunión.

El rabino Turgeman comenzó la sesión con una sincera súplica por las bendiciones divinas, particularmente para los padres de Ro’i Sasson, reconociendo el dolor y la ansiedad que están soportando. Su oración marcó el tono de la velada, enfatizando la esperanza y la compasión colectivas de la comunidad.

Dirección del rabino Eliyahu

A continuación habló el rabino Eliyahu, entregando un poderoso mensaje sobre el significado espiritual del Muro Occidental y la lucha en curso contra las fuerzas del mal. Describió el objetivo del enemigo de profanar el carácter sagrado del Monte del Templo y reemplazar los valores de bondad y pureza, encarnados por Abraham, con crueldad e impureza. Sus palabras resonaron profundamente en los asistentes, destacando las dimensiones espirituales del conflicto y la importancia de sus oraciones.

Cantos comunitarios y oraciones finales

Hacia el final de la sesión, la reunión se unió en una canción, cantando «Tehei hasha’a hazot, sha’at rahamim, v’et ratzon milanecha», que se traduce como «Que esta hora sea una hora de misericordia y deseo ante Ti». » Este acto comunitario de canto sirvió como una petición de intervención divina y una reafirmación de la fe, creando un sentido de unidad y propósito compartido entre los asistentes.

Un testamento de fe y solidaridad

La sesión de oración por Ro’i Sasson en el Muro Occidental fue más que un simple ritual religioso; fue un testimonio de la fe duradera y la solidaridad de la comunidad. En tiempos de crisis, la reunión sirvió como un poderoso recordatorio de la fuerza que proviene de la oración colectiva y la creencia compartida en la misericordia y protección divinas.

Mientras Ro’i Sasson continúa luchando por su recuperación, las oraciones y el apoyo de aquellos en el Muro Occidental (y de muchos otros que no pudieron asistir) permanecen con él y su familia, proporcionando un rayo de esperanza y un testimonio del poder. de la fe.

Te Puede Interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo Último