Judíos y árabes se reúnen en “Sukkat Shalom” anual en Judea

El ministro de Asuntos de la Diáspora, Nachman Shai, el funcionario israelí de más alto rango que asistió, declaró que el evento destaca la realidad de que “árabes y judíos deben vivir juntos. No hay otra alternativa".

Más de 100 árabes y judíos se reunieron el lunes en la casa del alcalde de Efrat, Oded Revivi, para exhibir la coexistencia religiosa en el último día de la fiesta judía de Sucot.

A la reunión asistieron el ex embajador de Estados Unidos en Israel, David Friedman, el jefe de la Administración Civil de COGAT (Coordinador de Actividades Gubernamentales en los Territorios), el Ministro de Asuntos de la Diáspora de Israel, Nachman Shai, la Teniente de Alcalde de Jerusalén Fleur Hassan-Nahoum, diplomáticos de la vecina Naciones árabes, así como decenas de líderes árabes locales.

Muchos de los árabes presentes prefirieron no ser fotografiados o identificados en la prensa. La publicación de los asistentes a reuniones de años anteriores dio lugar a interrogatorios y detención administrativa por parte de la Autoridad Palestina.

Sin embargo, los líderes árabes que asistieron relataron historias de amistades cercanas y cooperación con sus vecinos judíos.

“No todo el mundo comprende la complejidad de vivir en Judea y Samaria”, dijo Revivi. “Aquí, judíos y árabes viven juntos y trabajan juntos, lo que proporciona las mismas bases necesarias para la paz.

“El área sirve de modelo para la convivencia”, dijo Revivi.

El ministro de Asuntos de la Diáspora, Nachman Shai, el funcionario israelí de más alto rango que asistió, declaró que el evento destaca la realidad de que “árabes y judíos deben vivir juntos. No hay otra alternativa».

Shai señaló que “hemos estado viviendo juntos durante generaciones y viviremos juntos durante muchos años. Esta sucá de la paz aquí en Efrat nos ayuda a crear una realidad de paz».

Friedman, quien desempeñó un papel fundamental en el establecimiento de los Acuerdos de Abraham de un año entre Israel, Emiratos Árabes Unidos y Bahréin, explicó por qué los acuerdos fueron nombrados en honor al profeta judío Abraham, quien también es anunciado como profeta en Fe islámica.

“Elegimos el nombre de Abraham para los Acuerdos de Abraham porque Abraham dice que será el padre de muchas naciones”, dijo Friedman.

Añadió que no solo es bueno convivir, sino que “incluso es una mitzvá que judíos y árabes estén juntos. Es obligatorio».

A Friedman se le presentó un mapa antiguo de Israel encontrado en Jordania.

TE PUEDE INTERESAR

Lo Último

spot_img