Los judíos canadienses celebran la congelación de la reforma judicial en Israel

El Centre for Israel and Jewish Affairs acoge con satisfacción el anuncio de Netanyahu de que se aplazará la legislación sobre la reforma judicial: Este es un ejemplo de una democracia verdaderamente efectiva en acción.

El Centre for Israel and Jewish Affairs (CIJA), el agente de defensa de las Federaciones Judías de todo Canadá, celebró el lunes el anuncio del Primer Ministro Benjamin Netanyahu de que la legislación de la reforma judicial sería pospuesta.

«El Centro para Israel y Asuntos Judíos acoge con satisfacción la decisión de hoy del primer ministro Netanyahu de aplazar la legislación de reforma judicial del gobierno. Para los que estamos en la diáspora, la decisión de hoy es una prueba de que nuestra fe en la fortaleza del sistema democrático de Israel está bien fundada. Este es un ejemplo de una democracia verdaderamente efectiva en acción», dijo Shimon Koffler Fogel, Presidente y CEO de CIJA, en un comunicado.

«Durante las últimas semanas, cientos de miles de israelíes han ejercido el más preciado de los derechos democráticos al protestar pacíficamente contra una decisión gubernamental para la que aún no existe consenso. Nos anima que la reacción del gobierno israelí no sólo muestre su voluntad de escuchar las voces del pueblo sino que, lo que es más importante, demuestre también que el poder -como debe ser- sigue estando en manos de los ciudadanos del país. Y, en lo que respecta a nuestra propia intervención ante los dirigentes políticos de Israel en nombre de nuestra comunidad, nos complace que se haya escuchado a los judíos canadienses y que se haya tenido en cuenta en la decisión anunciada hoy», añadió.

«Aunque calificar de «democracia vibrante» a un país en el que la disidencia está muy extendida puede sonar contradictorio, son precisamente esas protestas las que hacen de Israel una democracia sana y productiva, una democracia en la que se escuchan las objeciones pacíficas y en la que el cambio es posible. Esperamos que la decisión de suspender la propuesta de reforma judicial dé tiempo a Israel para avanzar hacia un amplio consens».

«La decisión del gobierno debe ser respondida con un esfuerzo de buena fe por parte de los partidos de la oposición, entablando un diálogo constructivo y garantizando que la gente se sienta parte del proceso político. Israel se fundó sobre el principio de la inclusión y debe reafirmar esos valores en cada oportunidad. Aunque no haya uniformidad en torno a cada decisión, los judíos canadienses deben expresar unidad en torno a la existencia de Israel y sus contribuciones al mundo, y reconocer que un debate sano forma parte de una democracia en continua evolución y crecimiento», concluía la declaración.

En su discurso a la nación del lunes, Netanyahu dijo que la reforma judicial no avanzará en la actual sesión de la Knesset.

«Durante tres meses, he hecho un llamamiento al diálogo. También dije que no dejaría piedra sin remover para alcanzar una solución. Porque recuerdo, recordamos, que no nos enfrentamos a enemigos: nos enfrentamos a nuestros hermanos. Lo digo aquí y ahora: no debemos tener una guerra civil», afirmó.

«Estamos ahora en el camino hacia una colisión muy peligrosa en la sociedad israelí, que pone en peligro la unidad básica entre nosotros, y una crisis así nos obliga a todos a actuar con responsabilidad», prosiguió Netanyahu.

«Por responsabilidad nacional, por el deseo de evitar una fractura en la nación, he decidido aplazar la segunda tercera lectura de la ley en esta sesión de la Knesset para dar tiempo a intentar alcanzar un amplio acuerdo sobre la legislación en la próxima sesión de la Knesset. De este modo, lograremos una reforma que restablezca el equilibrio perdido, manteniendo e incluso reforzando los derechos humanos e individuales», declaró.

El Primer Ministro afirmó que la mayoría de sus aliados en la coalición apoyan la medida de congelar la legislación que modifica la composición del comité de selección judicial. El partido Otzma Yehudit había anunciado anteriormente que Netanyahu y el ministro de Seguridad Nacional, Itamar Ben Gvir, habían llegado a un acuerdo sobre la congelación de la legislación.

Al parecer, Netanyahu tenía previsto pronunciar un discurso público el lunes por la mañana anunciando la congelación de la legislación sobre la reforma judicial tras la destitución del ministro de Defensa, Yoav Gallant, y las manifestaciones masivas que estallaron posteriormente en todo el país el domingo por la noche.

Decidió aplazar la declaración pública después de que el Partido Religioso Sionista emitiera una declaración exigiendo la aprobación inmediata de la legislación que modifica el Comité de Selección Judicial.

Te Puede Interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo Último