Sinwar de Hamás elogia el alto número de muertes civiles en Gaza como un “sacrificio necesario”

Sinwar, de Hamás, califica el elevado número de muertes de civiles en Gaza como un "sacrificio necesario", y se opone a un alto el fuego para aumentar la presión sobre Israel, según un informe del Wall Street Journal.

En una controvertida revelación, el líder de Hamás, Yahya Sinwar, ha caracterizado las importantes bajas civiles en Gaza como un «sacrificio necesario» para la liberación de Palestina, según un informe de The Wall Street Journal. Las comunicaciones de Sinwar, divulgadas el lunes por la noche, han intensificado las acusaciones de que Hamás ha puesto deliberadamente en peligro a civiles durante el conflicto en curso con Israel.

Durante los últimos ocho meses, la guerra en Gaza ha provocado pérdidas devastadoras. Las autoridades sanitarias de Hamás informan de más de 37.000 muertes desde la escalada del conflicto el 7 de octubre. Esta cifra, que sigue sin verificarse e incluye tanto a combatientes como a civiles, ha intensificado el sentimiento antiisraelí mundial y ha reforzado el apoyo a un Estado palestino.

En múltiples mensajes obtenidos por The Wall Street Journal, Sinwar expresó tanto a los afiliados de Hamás como a los mediadores que se oponía a buscar un alto el fuego con Israel. Creía que el creciente número de muertes de civiles beneficiaría en última instancia a Hamás más que un cese de hostilidades. Sinwar trazó paralelismos entre la situación actual en Gaza y la Guerra de Independencia de Argelia, indicando que las pérdidas civiles son «sacrificios necesarios».

En la Guerra de Independencia de Argelia (1954-1962) se produjeron atrocidades importantes: los historiadores argelinos estiman 1,5 millones de muertes argelinas, mientras que los historiadores franceses afirman que hubo alrededor de 400.000 bajas en ambos bandos.

La postura insensible de Sinwar se extendió al propio liderazgo de Hamás. En un intercambio con el líder político de Hamás, Ismail Haniyeh, después de que Haniyeh perdiera tres hijos y cuatro nietos en un ataque aéreo, Sinwar comentó que sus muertes, junto con las de otras personas, «infundirían vida en las venas de esta nación, impulsándola a elevarse a su gloria». y honor.»

Israel se ha enfrentado al escrutinio internacional por las elevadas cifras de víctimas civiles reportadas en Gaza. Jerusalén rechaza enérgicamente las afirmaciones de que no está haciendo lo suficiente para proteger a los civiles y afirma que toma medidas sin precedentes para minimizar las víctimas. Israel acusa a Hamás de utilizar a civiles como escudos humanos y de colocar combatientes en zonas civiles, incluidos hospitales y refugios, para disuadir ataques israelíes o dañar la imagen global de Israel.

Israel informa haber matado al menos a 15.000 combatientes de Hamas en Gaza y neutralizado a 1.000 terroristas dentro de Israel el 7 de octubre, durante un brutal ataque que mató a 1.200 personas, en su mayoría civiles, y resultó en 251 secuestros.

A lo largo del conflicto, Sinwar ha sostenido que continuar los combates produciría más beneficios que cualquier alto el fuego. A principios de diciembre, cuando el número de muertos en Gaza era inferior a 20.000, Sinwar condenó las reuniones entre los líderes políticos de Hamás y otras facciones palestinas para discutir planes de posguerra, calificando tales conversaciones de «vergonzosas e indignantes».

En febrero, mientras Israel se preparaba para las operaciones en Rafah, los mediadores intentaron negociar una tregua para el Ramadán, pero estos esfuerzos fracasaron, en gran parte debido a la insistencia de Sinwar en continuar el conflicto. Sinwar argumentó que un mayor número de muertes civiles aumentaría la presión internacional sobre Israel.

Públicamente, los líderes políticos de Hamas han expresado su apoyo a un alto el fuego y un intercambio de rehenes y prisioneros, pero han rechazado cualquier acuerdo que carezca de un alto el fuego permanente, la retirada de las tropas israelíes y el levantamiento de las restricciones a Gaza.

El lunes, Hamas acogió con agrado una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que respalda la última propuesta de Israel de alto el fuego para los rehenes, aunque aún no ha aceptado la oferta. El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, de visita en Israel, calificó la declaración de Hamás como una “señal esperanzadora”, pero destacó la necesidad de una respuesta definitiva de los líderes de Hamás dentro de Gaza.

El acuerdo propuesto, presentado por el presidente Joe Biden, incluye una tregua de seis semanas durante la cual Hamás liberaría a los rehenes restantes. Sin embargo, Sinwar ha dicho a los mediadores árabes que Hamás no aceptará el desarme ni un alto el fuego permanente sin que se cumplan sus condiciones. «Hamás no entregará sus armas ni firmará una propuesta que así lo solicite», dijo Sinwar.

Esta postura y los mensajes reportados subrayan las profundas divisiones y complejidades para alcanzar una solución pacífica al conflicto.

Te Puede Interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo Último