Suenan sirenas en Israel en recuerdo de soldados y víctimas del terrorismo

Suenan sirenas en Israel en recuerdo de soldados y víctimas del terrorismo
Las sirenas antiaéreas sonaron en todas las ciudades de Israel en recuerdo de los soldados caídos en servicio, así como de las víctimas del terrorismo, en una jornada de luto que marca la identidad colectiva del país desde 1948.

El ulular ascendente y descendente de las sirenas paralizó el tráfico en la inmensa mayoría de ciudades y carreteras, mientras los conductores salían de sus coches para ponerse de pie durante los dos minutos que suele durar.
“Es un día que homenajea a los soldados que lucharon por defendernos, y en el que perpetuamos su memoria como colectivo”, dijo Shuva Stein, de 21 años, poco después de escuchar la sirena en el centro de Jerusalén.
En total, 23.320 soldados, policías y agentes han muerto en las filas del Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal), de los organismos de seguridad o de las milicias judías anteriores a la creación del Estado de Israel desde 1860, año en que por primera vez se establecieron los judíos fuera de la antigua ciudadela amurallada de Jerusalén y debieron organizar cuerpos de defensa civil.
La jornada, que comenzó con un acto en el “Kotel Hamarabí” (Muro Occidental conocido en el mundo gentil como Muro de los Lamentos) presidido por el presidente y altos mandos, transcurre en los más de 40 cementerios militares del país.
Según datos de años anteriores, se espera que en todo el día pasen por ellos un millón y medio de personas (más de una octava parte de la población), ya que se trata de un país pequeño donde generalmente todos tienen a algún familiar o amigo muerto en combate.
Entre lágrimas por el recuerdo del hijo de una vecina (“su grito al enterarse aún lo recuerdo como si se hubiera caído el mundo”), Shuva explica que “siendo tan pequeño el país, nos importa lo que le ocurre a cada uno”.
“Tenemos sentimientos por todos, estamos todos relacionados”, subraya.
El principal acto tuvo lugar en el cementerio militar del Monte Herzl, el más grande del país, y estuvo encabezado por las principales autoridades, entre ellas el primer ministro, Biniamín Netanyahu, que tiene allí enterrado a un hermano muerto en la Operación Entebbe de 1976.
“El golpe en la puerta (de los que vienen a informarte) es lo peor de la vida, y la responsabilidad de decírselo a mis padres recayó sobre mi”, recordó sobre ese episodio.
Y aseguró a los miles de familiares de soldados muertos allí reunidos que “cuando tiene que enviarles al campo de batalla lo hace pensando que cada uno de ellos es su hijo o hija”.
En los últimos doce meses se agregaron 116 nombres al listado de soldados caídos, 67 de ellos en el último conflicto armado contra el grupo terrorista islámico Hamás en la Franja de Gaza entre julio y agosto de 2014, de acuerdo a datos difundidos por el Ministerio de Defensa.
El Ministerio de Defensa no distingue entre soldados muertos en acciones bélicas o fallecidos por enfermedad o en accidentes.
Asimismo, contabiliza a los discapacitados de conflictos anteriores muertos como resultado de sus discapacidades, cuyo número en el último año ascendió a 35.
Desde la segunda Intifada palestina, entre 2000 y 2005, la jornada sirve también para homenajear a las víctimas del terrorismo, 16.760 civiles que encontraron la muerte en acciones de países y organizaciones enemigas, tanto fuera como dentro de Israel.
Por primera vez, Israel incluyó este año entre los homenajeados a un adolescente palestino de Jerusalén este, Mohamed Abu Khdair, golpeado y quemado vivo por extremistas judíos el verano pasado en un acto de venganza por el asesinato varias semanas antes de tres adolescentes israelíes a manos de terroristas palestinos islámicos.
Sin embargo, su nombre iba a ser retirado del monumento a petición del padre, Husein, que se quejó de que no había sido consultado con anterioridad y de que, en cualquier caso, la familia no es israelí.
“No necesitamos este reconocimiento, no somos ciudadanos (israelíes), y a mí lo único que me interesa es que se haga justicia con los autores”, declaró.
El listado en el Memorial del Monte Herzl incluye en su mayoría a israelíes, judíos y no judíos, pero también a civiles extranjeros muertos en atentados en el país.
La inclusión de Abu Khdair era la primera vez que se hacía con un palestino sin nacionalidad, y que había sido asesinado en un atentado nacionalista perpetrado no por palestinos sino por israelíes.
La jornada de recuerdo que se conmemora dará paso esta noche a las celebraciones por el Día de Independencia, que Israel celebra el 5 del mes hebreo de Iyar, que coincidió en 1948 con el 14 de mayo.
Así, en un cambio dramático del estado de ánimo nacional, el luto se alternará con la alegría al anochecer, en un acto festivo junto a la tumba del visionario del Estado de Israel, Teodoro Herzl.

Fuente: EFE
Suenan sirenas en Israel en recuerdo de soldados y víctimas del terrorismo
Shalom Israelhttps://www.shalomisrael.es/
Shalom Israel en español, noticias de Israel y el mundo judío.

Ultimas publicaciones