Una empresa israelí de almacenamiento térmico verde entra en el mercado brasileño

La empresa de tecnología limpia Brenmiller, que utiliza rocas trituradas para retener el calor que puede liberarse en forma de vapor, agua o aire calientes, ya está activa en Israel, Estados Unidos, Italia y Rumanía.

La empresa israelí de almacenamiento de energía térmica Brenmiller Energy que utiliza rocas trituradas para mantener el calor que puede ser liberado a demanda como vapor, agua o aire calientes está entrando en el mercado brasileño.

La semana pasada se instaló una unidad de Brenmiller en una planta de la empresa Fortlev en Anápolis.

Fortlev es una empresa líder en soluciones de almacenamiento de agua en Brasil, especializada en productos como depósitos de agua, tanques, cisternas, plantas de tratamiento de aguas residuales, tuberías y conexiones.

Las unidades de almacenamiento de Brenmiller, que ya se utilizan en Israel, Estados Unidos, Rumanía e Italia, pretenden ayudar a la industria a liberarse de la dependencia de los combustibles fósiles.

Sus unidades se componen de calentadores eléctricos que pueden calentarse con cualquier fuente de energía, desde la solar y la eólica hasta la red en las horas de menor consumo. También pueden integrar el calor de los tubos de escape, la recuperación de calor o, como en el caso de Fortlev, la quema de biomasa, es decir, materiales de origen vegetal.

El calor es retenido por la roca triturada a alta temperatura.

El aire caliente, el vapor y el agua caliente se utilizan para la calefacción y la esterilización en diversos entornos industriales, desde la fabricación, la producción de alimentos y el procesamiento de la carne, hasta las lavanderías comerciales y los hospitales.

En los próximos años, Fortlev tiene previsto ampliar el uso de la tecnología de la empresa israelí en sus instalaciones de producción de Anápolis y en otras siete localidades de Brasil.

También creará una línea de producción para las unidades de almacenamiento de Brenmiller en Brasil, según un comunicado de Brenmiller.

El director general adjunto de Brenmiller, Doron Brenmiller, dijo que una implantación completa podría reducir los costes de energía en la mayor instalación de producción de Forlev en un 75%, y reducir las emisiones de calentamiento global en 48.000 toneladas anuales, el equivalente a las emitidas por 10.500 coches en un año.

Brenmiller ha cotizado recientemente sus acciones en el mercado de valores Nasdaq y ahora se negocian simultáneamente en Nueva York y Tel Aviv.

FuenteTOI

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo más reciente