Plan para Galilea Occidental busca duplicar la población y desarrollar áreas costeras

El nuevo plan maestro para la región ofrece proyectos ambiciosos para atraer residentes y hacer crecer la economía.

Los encargados de tomar decisiones en el Ministerio de Construcción y Vivienda están considerando un nuevo plan maestro que consta de unos 60 proyectos para desarrollar aún más Galilea occidental.

El plan busca fortalecer las comunidades existentes y la economía local, aumentando la población de alrededor de 300.000 a más de 600.000 en los próximos 20 años. Prevé que Galilea occidental se convierta en líder en tecnología azul, tecnología que utiliza recursos hídricos, y en tecnología alimentaria, un área de creciente interés a nivel mundial en la que Israel está desempeñando un papel de liderazgo.

La región de Galilea Occidental incluye el área al norte de Haifa, a través de las ciudades de Acre, Nahariya, Ma’alot-Tarshiha y Rosh Hanikra, junto con una gran cantidad de pueblos más pequeños en áreas más rurales. La región tiene una población árabe y judía mixta y mantener esa composición demográfica se establece como un objetivo importante del plan de desarrollo.

Entre las propuestas se encuentran compromisos con la renovación urbana, vivienda asequible, mejoras al sistema educativo, la construcción de parques industriales, mejor transporte público y apoyo a la agricultura.

El crecimiento del turismo en el área también se considera un objetivo importante que puede ayudar a impulsar la economía regional. Los planificadores buscarán desarrollar las áreas costeras, así como los sitios históricos, y permitir un acceso más amplio a los espacios naturales en el área mediante la expansión de senderos y ciclovías a lo largo de los arroyos.

El plan también reconoce las características distintivas de Galilea Occidental, descritas como “un sentido de comunidad”. Si bien el plan busca fomentar la migración a la región, particularmente de empresarios y otras personas que puedan crear empleos, enfatiza la importancia de mantener ese sentido de comunidad y un estilo de vida diferente al de otras partes del país.

Los planes han tardado alrededor de dos años en desarrollarse, con el trabajo conjunto del Ministerio de Construcción y Vivienda, la Oficina de Planificación del Norte, el gobierno local, las empresas y otras partes interesadas en el área.

Su entrega dependerá del apoyo de los ministerios gubernamentales pertinentes para los elementos clave del desarrollo regional.

Aviad Friedman, director general del Ministerio de Construcción y Vivienda, dijo que “el plan maestro beneficiará a toda la región y por lo tanto… a todo el país. El programa mejorará significativamente la calidad de vida de los residentes del norte y abrirá una variedad de oportunidades de empleo, investigación, desarrollo y ocio”.

A fines del año pasado, el gabinete aprobó por unanimidad un plan de desarrollo de mil millones de NIS ($317 millones) para fomentar el crecimiento demográfico y económico en los Altos del Golán. El objetivo declarado era llegar a 100.000 residentes en el Consejo Regional de Golán y el Consejo Local de Katzrin en los próximos años.

Actualmente, unas 53.000 personas viven en los Altos del Golán: 27.000 judíos, 24.000 drusos y unos 2.000 alauitas (un grupo etnorreligioso originario del Islam chiita y una secta minoritaria a la que pertenece la familia gobernante de Siria, los Assad).

Aparte de Estados Unidos, la comunidad internacional considera al Golán como parte de Siria, que perdió el territorio en la Guerra de los Seis Días de 1967. Israel anexó el Golán en 1981.

ViaTOI

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo más reciente